Martes, 21 Mayo 2019

N Noticias relevantes

Los desafíos de la educación, presentes en el seminario de ASAP

En su tercera jornada, el seminario de presupuesto público abordó los distintos desafíos que se presentan en las aulas del país.

En su tercera jornada, el XXXIII Seminario de Presupuesto Público organizado por ASAP en la ciudad de Ushuaia abordó los distintos desafíos que se le presentan a la educación, con una serie de paneles multidisciplinarios que abordaron varios aspectos, desde su financiación hasta la complementación con las nuevas tecnologías.

La primera oradora fue Cecilia Veleda, directora ejecutiva del Instituto Nacional de Formación Docente (INFoD), un departamento dependiente del Ministerio de Educación nacional. Allí mencionó las particularidades del sistema de formación docente, donde hay 35 instituciones cada un millón de habitantes, un número superior a la media regional, que se ubica en 6 cada millón. Esto se genera por que suelen funcionar en escuelas primarias durante el turno nocturno. Sin embargo, no se traduce en una mayor cobertura de las vacantes en los colegios secundarios, donde el crecimiento del número de alumnos no se vio acompañado por una cobertura de los cargos docentes en las especialidades requeridas. También mencionó el alto grado de abandono en estas carreras, donde más del 55 por ciento deja durante o después del primer año, y apenas el 25 por ciento se egresa.

Por ello, están trabajando en los procesos de formación docente, mejorando el planeamiento y brindando más herramientas en matemática y lengua, además de fortalecer las prácticas profesionales.

En segundo turno, habló Alejandro Anchava, coordinador de secundarias técnicas del Instituto Nacional de Educación Técnica (INET), quien analizó qué políticas son necesarias para introducir las escuelas técnicas al mundo de la tecnología. “Necesitamos formatos de capacitación en las nuevas tecnologías, porque la industria 4.0 ya está acá. Saberes digitales, equipar escuelas para el ciclo básico”, sostuvo durante su presentación, en la que destacó el sostenido aumento de la matrícula en Escuelas Técnico-Profesionales.

Por su parte, Marcelo Vaccaro analizó las distintas cuestiones del Programa de Crédito Fiscal (Ley 22.317), a través del cual se lanzaron proyectos para bienes de capital, capacitaciones de alumnos y readecuamiento de la mano de obra.

 

En la segunda parte de la jornada, la investigadora Mariana Marchionni habló sobre el impacto de las distintas políticas en la educación básica. Allí destacó el crecimiento de la asistencia escolar en los distintos niveles, donde el 90,5 por ciento de los jóvenes en edad de ir al secundario hoy están en las aulas; en 1991 ese número era de 53.4%. En preescolar, los índices en el mismo período pasaron de 33.6% a 73.1%, en primaria del 97% a 99%, mientras que en nivel superior pasó de 19.1% a 31.5%

Marchionni además hizo una mención al rol que tuvo la Asignación Universal por Hijo dentro de la permanencia escolar, en la cual ayudó a mantener a los alumnos en clase, especialmente aquellos de nivel secundario, de 15-17 años. Esto se debe a una cláusula de la AUH, a partir de la cual se deposita un 80 por ciento del total del pago por hijo, mientras que el 20 restante está supeditado a que se presenten los certificados de asistencia escolar. Según sus cálculos, fueron casi 20.000 jóvenes los que se mantuvieron en clases.

En el cierre, Nancy Montes y Felicitas Acosta hablaron sobre educación en América Latina. Montes mencionó el crecimiento por etapas que se dio, pero que la región todavía presenta dificultades difíciles de sortear, como el analfabetismo en América Central (que ronda el 20 por ciento), el acceso extendido a la educación básica en áreas rurales o de minoría, y la inclusión de nuevas tecnologías en los procesos de formación docente y las aulas.

Acosta, por su parte, destacó la importancia de dedicar recursos a educación como la única vía para lograr resultados. En su charla, se refirió a los desafíos que hoy tiene la escuela secundaria, donde se presentan los mayores números de deserción y se hacen palpables las diferencias de segmentación socioeconómicas. También alertó sobre la creciente privatización de la educación y de la sobrerrepresentación de las pruebas PISA como índice para medir las políticas educativas.